Welcome Guest [Log In] [Register]
Display Pagerank
PRchecker.info contador de visitas Contador a partir de 05/14/2016


CAMPESINOS DENUNCIAN LA REALIDAD CUBANA DESMIENTEN DISCURSO DE LA DICTADURA
FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS HABLA SOBRE LA MUERTE DE FIDEL CASTRO"





Share |
En estos momentos, usted visita nuestro foro. Esto sigifica que usted tiene acceso a ciertas áreas del foro, pero con limitaciones de acción. Si usted se une a nuestro foro podrá conformar su profile, enviar mensajes, votar en las encuestas .
La registración es gratuita, rapida y fácil.
Para nosotros es un placer que se nos una, de otro modo, le agradecemos su visita igualmente y esperamos contar con usted en nuestro colectivo.

Si, usted nota que a nuestro lado hay un anuncio de viajes, sepa que es pura responsabilidad del servidor, por cuanto este foro es Free y no lucra con los anuncios.

“El hijo de un pueblo prostituido y sin derechos, no puede sin deshonra personal, poner el pie en la casa, confesa o disimulada, de las personas o sociedades que representen al gobierno que prostituye a su pueblo y conculca sus derechos… Mientras un pueblo no tenga conquistados sus derechos, el hijo suyo que pisa en son de fiesta la casa de los que se lo conculcan, es enemigo de su pueblo.”

José Martí, en Patria, el 11 de noviembre de 1892.


Join our community!


If you're already a member please log in to your account to access all of our features:

Username:   Password:
Add Reply
La Fortuna de Fidel Castro, $1.200 Millones,; ex Ministro Cubano de Economía
Topic Started: Thursday Jul 24 2008, 09:56 AM (10,350 Views)
LOURDES
Member Avatar
Puntillazo
[ *  *  * ]
Posted Image

Arturo Guzmán Pascual en el programa María Elvira Live de Mega TV.

La Fortuna de Fidel Castro, $1.200 Millones,
según ex Ministro Cubano de Economía
El capital personal del líder cubano Fidel Castro está muy cercano a lo informado últimamente por la revista norteamericana Forbes. El cálculo es de mil 200 millones de dólares, de acuerdo con un ex alto funcionario de la esfera económica cubana que desertó en Estados Unidos, recientemente.



En entrevista con María Elvira Salazar, conductora del programa María Elvira Live de la cadena de televisión Mega TV de Miami, Arturo Guzmán Pascual, ex ministro de Economía y de otras dos carteras relacionadas con actividades económicas, aseguró que esa cantidad constituye aproximadamente el capital de la llamada "caja del comandante en jefe", es decir, del actual primer secretario del Partido Comunista de Cuba y ex presidente de los consejos de Estado y de Ministros, Fidel Castro Ruz.

Según Guzmán Pascual hay otras dos cajas de capital en Cuba, de este tipo, una corresponde al general Raúl Castro Ruz, actual presidente de los consejos de Estado y de Ministros, y la otra está destinada a cubrir las necesidades de la sociedad a través del Ministerio de Economía. Esta última "es la que menos recursos recibe", dijo el ex funcionario.

Guzmán Pascual, quien también fue presidente del equipo económico del Consejo de Ministros de Cuba, desertó recientemente luego de haber trabajado, además, en Suiza y México. En el primero de estos dos países, encontró la cifra de mil 200 millones de dólares que presuntamente están bajo el control de Fidel Castro en bancos suizos.

El ex alto funcionario cubano dijo que "algunos ministros a veces debían pedir dinero a la caja del comandante" para financiar las operaciones de su ministerio, y "en algunos casos deben pagar el préstamo con intereses". No siempre reciben el préstamo, agregó.

Si es un ministro de alto nivel puede pedir el dinero directamente a Castro, si no lo es "debe hacer su solicitud ante el Ministerio de Economía".

Castro ha aparecido últimamente en el apartado de Monarcas y Dictadores de la lista de personas más ricas del mundo, que publica anualmente la revista Forbes, con una fortuna personal que oscila precisamente entre los mil 200 y mil 500 millones de dólares. El gobierno cubano ha amenazado con demandar a la revista.

Salazar anunció que Guzmán Pascual aparecerá en próximos programas de Maria Elvira Live, en el que han hecho declaraciones varios desertores cubanos recientemente, entre ellos el también ex funcionario de la esfera económica Jesús Marzo Fernández, y los ex agentes de los servicios de inteligencia cubanos Delfín Fernández y Roberto Hernández del Llano, así como Carlos Calvo, ex escolta de Fidel Castro



Posted Image


La periodista María Elvira Salazar entrevistando al ex agente de la inteligencia
cubana Roberto Hernández del Llano, en su programa María Elvira Live de la
cadena MegaTV. (Foto: Contacto News Service).

Fortunas y Secretos de Fidel Castro

Durante 50 años de poder, el líder comunista cubano Fidel Castro ha disfrutado de una de las más grandes fortunas modernas, y de complejos agrícolas, áreas residenciales y clínicas privadas propias, según el agente de más alto rango de la inteligencia cubana que ha desertado en los últimos 20 años, el mayor Roberto Hernández del Llano.

Hernández del Llano fue entrevistado durante tres sesiones especiales por la periodista cubano-estadounidense María Elvira Salazar en el programa María Elvira Live de la cadena MegaTV, en Miami, Estados Unidos.

El ex mayor de la inteligencia cubana desertó en octubre pasado, luego de haber filmado importantes instalaciones oficiales y residencias de la élite gobernante cubana durante tres años. Trajo a Estados Unidos seis horas de videos. Sus afirmaciones fueron confirmadas por otros dos desertores recientes, el ex funcionario del Ministerio de Economía, Jesús Marzo Fernández y el ex escolta de Castro, Carlos Calvo, quienes también aparecieron ocasionalmente en los tres programas.

Según Hernández del Llano la "multimillonaria fortuna" de Castro la manejan y protegen tres hombres poco conocidos: el cubano nacionalizado suizo Constantino Paez Roselló, quien opera las transacciones del Banco de Crédito Suizo (Credit Suisse) y del UBS en Cuba; el chileno Max Marambio, guardia personal de Salvador Allende y ex presidente de la Corporación CIMEX, también conocido como "El Guatón"; y el ex presidente de la poderosa empresa estatal Cubanacán, Abraham Maciques Maciques, hombre de gran experiencia en la arena internacional y de gran influencia dentro de Cuba.

¿Por qué depositar su confianza en tres personajes apenas conocidos?, preguntó Salazar al ex agente, quien respondió que el lazo de unión entre dos de estos individuos es una influyente mujer cubana, Lupe Véliz, viuda del histórico capitán rebelde y geólogo Antonio Nuñez Jiménez. Según Hernández del Llano, Véliz fue amante de Castro hace años y es suegra de Paez Roselló y Marambio.

El lazo entre Castro y Maciques es Roxana Maciques, la esposa de este último, quien de acuerdo con Hernández del Llano "fue amante de Castro en los años 70", y con quien el líder cubano "tuvo un hijo llamado Fito". El ex mayor declaró a Salazar que "en 2006 Castro, en su retirada, regaló a Fito una casa en el casco histórico de la ciudad" de La Habana.

El ex agente no mencionó el monto total de la presunta fortuna de Fidel Castro, pero aseguró que la revista Forbes, que ha afirmado que el capital del líder cubano oscila entre los 900 y los mil 500 millones de dólares podría estar en lo cierto.

Del Llano se graduó de la escuela de espionaje e inteligencia de la KGB en la antigua Unión Soviética, y trabajó durante 14 años para los servicios de inteligencia cubanos. Su misión era "captar a agentes de la CIA" con el propósito de que trabajaran para Cuba. Hace 12 años se desvinculó de ese trabajo y desertó en Venezuela, recientemente. Al llegar a Estados Unidos, fue sometido a intensos interrogatorios por parte de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que finalmente lo liberó y le tramitó su asilo político.

Residencias, Clínicas y Granjas

Entre los videos presentados por Hernández del Llano en María Elvira Live, están los de 45 residencias situadas en los perímetros del llamado Punto Cero, zona donde vive Castro, su familia y sus allegados. Miles de hombres custodian a Fidel Castro como parte de sus fuerzas de seguridad personal, y trabajan en los planes especiales del "comandante en jefe" a un costo de millones de dólares, según el ex agente. Otras 200 residencias localizadas en los alrededores de Punto Cero han estado deshabitadas durante casi 30 años por órdenes del propio Castro.

La Casa No. 6 de Punto Cero es la que ocupa Mirtha Díaz Balart, primera esposa de Castro y madre de su primer hijo Fidel Castro Díaz Balart, cuando visita Cuba, dijo el ex mayor de la inteligencia cubana. Mirtha Díaz Balart vive en España y es también tía de los congresistas norteamericanos de origen cubano Lincoln y Mario Díaz Balart.

Los cuatro hijos de Castro con Dalia Soto del Valle, su mujer durante casi 40 años, "están obligados a vivir dentro de Punto Cero... Castro no les permite vivir fuera", dijo Hernández del Llano.

Por otra parte, hace años, Castro se hizo construir una clínica en la calle 43, en el actual municipio Playa, "con todos los adelantos médicos para su uso personal y de su familia", dijo Hernández del Llano. Más tarde, otros miembros del círculo de poder comenzaron a atenderse en esa clínica, y el comandante Castro ordenó construir otra instalación médica con la más moderna tecnología dentro del propio Palacio de la Revolución, en el complejo de la Plaza de la Revolución, también para su uso personal. Según Del Llano allí recibió Castro "todos los tratamientos y operaciones o malas operaciones", en los momentos de crisis de salud que sufrió a partir de julio de 2006. Un psicólogo -dijo el ex mayor- recomendó a Castro salir de esa clínica cuando experimentó alguna mejoría, porque la instalación apenas tiene contacto con la naturaleza exterior, "es toda de concreto".

El general y médico Eugenio Zelman, de 86 años, fue quien practicó las fallidas operaciones a Castro, que fueron dirigidas por el propio líder cubano. Según Hernández del Llano, Castro se negó a que le sacaran al exterior parte del intestino durante una operación del colon, como también informó en enero pasado el diario español El País. Fue necesario conectar el intestino directamente después de la operación, hecho que provocó una aguda y persistente infección que estuvo a punto de causar la muerte del dirigente comunista. Zelman, fundador del conocido Club de los 120 Años para personas longevas, fue retirado tras la crisis de salud de Castro.

"Tuvieron que citar a un congreso médico como una especie de concurso en el que había que curar a un paciente con las características de la crisis de Castro, sin decir el nombre del enfermo, y fue el médico español quien lo ganó", dijo el ex agente refiriéndose al Dr. José Luis García Sabrido, quien en diciembre de 2006 visitó a Castro y afirmó más tarde en España, de manera muy escueta, que el dirigente cubano no padecía de cáncer.

El ex mayor presentó también un video de una vaquería que Castro tiene en el área capitalina de Siboney, por los alrededores de Punto Cero, en la que se producen quesos especiales y otros productos lácteos para el líder cubano y sus colaboradores, y que últimamente se venden a los turistas.

También se divulgaron imágenes del Complejo Agrícola-160, en Punta Brava, "con cientos de hectáreas" de terreno, en el que se crían puercos, vacas, toros, caballos e inclusive animales exóticos de Fidel Castro. La finca Kuquine del ex dictador Fulgencio Batista, colinda con el Complejo Agrícola-160 y ahora es oficialmente una casa de visita del Partido Comunista, cuyas caballerizas han terminado "como residencia de los trabajadores de la finca".

Por la misma zona está el Museo Fílmico, donde se guardan fotos, videos y material cinematográfico que se han tomado a Fidel Castro durante las últimas cinco décadas. Están almacenados con una cuidadosa fórmula de climatización, que permite su preservación. Hernández del Llano también habló del llamado Museo de Fidel Castro, una edificación en la que se guardan tesoros del patrimonio nacional cubano, obras de arte y regalos que han hecho a Castro varios jefes de Estado, entre ellos, citó, Mohamar Gadafi y el ejecutado Saddam Hussein.

Hernández del Llano y Marzo Fernández recordaron un escándalo que se produjo hace pocos años, cuando se perdió del museo un cuadro del conocido pintor cubano Tomás Sánchez, valorado en miles de dólares. Entre los círculos cercanos a Castro se comentó que lo había robado Antonio, uno de los hijos del dictador, pero nadie lo ha podido probar.[/b]



Posted Image¡CUBA EXIGE JUSTICIA!
Offline Profile Quote Post Goto Top
 
hantofe
Member Avatar
Administrador
[ *  *  * ]
Ahora lo que cabe aquí es preguntar, ¿donde ha ido a parar la famosa cuenta del Comandante en Jefe? ¿Vivirá Castro, retirado como presidente en una residencia exclusivamente y con una pensión modesta, acorde con la modestia del salario que el argumentaba que tenía, que no llegaba a los setecientos pesos? ¿Los hijos de Castro y sus nietos, que para nada son héroes, viviran del fruto honesto de su trabajo, al igual que el resto de los cubanos?

Hoy precisamente, escuchaba que junto a Antonio Castro, se encuentran en Beijing algunos nietos del austero combatiente de mil y una batallas, así le dicen, a mi no me crean. Quiziera un sólo motivo, revolucionario marxista y bolivariano que justifique este turismo deportivo.

Pero en la historia de Cuba, aunque no lo crean hubo presidentes que eslaieron del poder, como Estrada Palma tal y como entró respecto a sus ingresos, que eran bastantes modestos, Grau San Martín, simplemente vivía en Quinta Avenida donde tenáa su residencia al llegar Fidel a la Habana y nunca Fidel Castro le pudo echar en cara ninguna especulación ni malversación y se puede agregar más ejemplos.

Hace algunos años alrededor de este tema se escribió el siguiente artículo que a pesar de las nuevas informaciones que nos ha traido Lourdes conserva un análisis y datos muy interesantes al respecto de la malversación del erario público por parte de Fidel Castro, principal propiciador de todas las corrupciones que existen en la actualidad en Cuba.

Quote:
 
La fortuna de Castro
via: Unión Liberal Cubana

Por Eugenio Yáñez, Miami

Incluir a Fidel Castro en la lista que publica la prestigiosa Revista Forbes sobre las mayores fortunas personales del mundo no es correcto ni incorrecto, sino todo lo contrario, para utilizar un clásico desvarío.

Todos los años Forbes publica un listado de las personas más ricas del mundo. Y desde hace varios años, incluye invariablemente a Fidel Castro en esa lista, esta vez con una fortuna calculada en 550 millones de dólares.

Todos los años, invariablemente, cada vez que Forbes publica su lista, se desatan los comentarios alrededor de la fortuna personal de Fidel Castro, y la morbosidad se adueña de las publicaciones por setenta y dos horas: los apologistas del tirano corren a desmentir la información, los críticos (que son mayoría) utilizan la información para demostrar la maldad de Castro, enriqueciéndose mientras su pueblo sufre.

Todo esto parte de un gran error, pero todos los años se repite el mismo error: Forbes, por ser una publicación seria, debería ser más cuidadosa al calcular esa supuesta fortuna, por razones metodológicas y por la imposibilidad real de acceso a la información y de cálculo objetivo. Intentar clasificar a Fidel Castro con patrones y medidas válidas en muchas otras circunstancias sólo conduce a frustraciones y callejones sin salida.

Metodológicamente, la fortuna de una persona se debe calcular como la sumatoria de todos sus activos líquidos (dinero contante y sonante), y en cualquier otra forma de propiedad. Por ejemplo, la fortuna de Bill Gates, el hombre más rico del mundo, considera la propiedad de sus acciones en Microsoft más otros activos de su propiedad, como serían sus cuentas bancarias, su residencia, valores en la Bolsa y otras inversiones, obras de arte, etc. que pueda acumular. Metodológicamente es correcto, aunque es real el hecho de que si Bill Gates vendiera sus acciones y abandonara Microsoft el valor de las mismas descendería, pues él mismo es un valioso activo de la corporación.

Esa fortuna personal que Forbes calcula anualmente a los más agraciados del planeta, hablando financieramente, es lo que permite a sus propietarios hacer lo que deseen con ella: invertirla, disfrutarla en vida muelle, donar una parte para acciones caritativas (lo cual es loable), o lo que se les ocurra: en la medida que cumplan con las leyes vigentes y paguen los impuestos correspondientes, estas personas viven y actúan sin limitaciones financieras como las que tenemos el resto de los mortales.

La fortuna de Fidel Castro debería calcularse, según esa misma metodología, como la suma de todos sus activos, líquidos y en cualquier otra forma de propiedad. Esto no es una tarea muy difícil, sino imposible. Es un ejercicio intelectual inútil, y siempre el resultado se queda corto.

En términos jurídicos y documentos de propiedad, verosímilmente, por las cuentas bancarias y las propiedades que puedan estar a su nombre en Cuba o en el extranjero, Fidel Castro tiene menos fortuna personal que un empleado de clase media en Hialeah o Miami. Pero si se contabiliza la colosal cantidad de recursos y dinero que moviliza cada año por su absoluta voluntad, entonces los mayores magnates palidecerían ante Castro.

¿De dónde obtiene Forbes, entonces, las cifras que utiliza en el estimado de la fortuna de Fidel Castro? De dondequiera que fuese, y menciona algunos criterios en la publicación, son cifras que distan de la realidad: contabilizar a Cubanacán, Medicuba, o la venta en 1993 de las fábricas de Havana Club, como ha hecho Forbes, para definir una supuesta fortuna personal, es ver la punta del iceberg y pensar que ya se conoce la totalidad de la masa de hielo; pero no es así, pues los mayores valores no aparecen ni aparecerán por el camino que toma Forbes.

¿Por qué contabilizar a Cubanacán o Medicuba y no los centrales azucareros, la flota mercante, los centros de biotecnología, o las obras de arte subastadas en el extranjero? ¿O el petróleo re-exportado sin siquiera tocar puertos cubanos, y no de ahora sino desde los tiempos de la URSS? ¿O los porcientos que se descuentan de las remesas del exterior, o los ingresos creados por los precios leoninos de las tiendas en divisas? ¿O las donaciones a la reserva del Comandante en Jefe de los cubanos residentes en Cuba que perciben ingresos en divisas?

Castro puede ser, al mismo tiempo, uno de los jefes de estado más pobres del planeta en fortuna personal, de acuerdo a documentación jurídica de propiedad, y a la vez manejar a su antojo una fortuna comparable a la que manejen los más grandes potentados de la lista de Forbes.

Si alguien, incluyendo la revista Forbes, piensa poder encontrar en Cuba o en cualquier otro país, cualquier registro de propiedad a nombre de Fidel Castro Ruz, otorgándole derechos titulares sobre Punto Cero (complejo habitacional donde reside), cualquiera de las otras viviendas que regularmente utiliza (se dice que suman diecisiete), su Rolex, la flota de Mercedes Benz en que viaja, el yate “Pájaro Azul” en que navega, o el nuevo avión Ilushin ordenado a las fábricas rusas, sencillamente es porque no comprende como funcionan las cosas en Cuba.

Por una parte, los registros de propiedad en Cuba constituyen documentación esotérica, casi secreta y prácticamente inaccesible, y en los casos que existieran, cualquiera de esas propiedades que disfruta y maneja como quiere el Comandante aparecería a nombre del estado cubano, el Consejo de Estado, la Dirección General de Seguridad Personal, el Ministerio del Interior, el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el Partido Comunista de Cuba o cualquier otra institución gubernamental o política, pero nunca a título personal de nadie, mucho menos del tirano.

Y aún si alguna o todas esas propiedades estuvieran a nombre personal, ¿puede Forbes o cualquier otra publicación nacional o extranjera acceder a esos archivos, recopilar la información y publicarla? ¿Alegando qué principios? ¿Tal vez el derecho del público a lainformación? En un estado de derecho es lógico y factible, pero no en Cuba. Forbes no puede llegar hasta donde no han llegado en tantas décadas los mismos cubanos, la Agencia Central de Inteligencia o los servicios secretos de ningún país.

No quiere decir esto que Castro no maneje una fortuna multimillonaria o que no tenga todos los recursos financieros que necesita en un momento, para hacer lo que le venga en ganas, aunque no sea para utilizarlos en beneficio de la población de Cuba, con mucha más facilidad y menos restricciones que cualquiera de los multimillonarios que Forbes incluye en su lista anual: posiblemente, en proporción a la riqueza de un país, sus presupuestos y el manejo que puede hacer de los recursos discrecionalmente y sin ningún control, Fidel Castro puede ser el jefe de estado más poderoso del mundo.

Los gobernantes que anteceden a Castro en la lista de la Revista Forbes, que son el recientemente fallecido Rey Fahd de Saudi Arabia, el Sultán de Brunei, el Príncipe de Liechtenstein, el Primer Ministro de Tailandia y la Reina de Inglaterra, no pueden regalar un central azucarero completo valorado en más de cincuenta millones de dólares de la época sin tener que rendir cuentas a nadie, como hizo Castro a los sandinistas en la década del ochenta. Recientemente, en ocasión del huracán Denis, con el país destrozado y sin electricidad, Castro rechazó la eventual ayuda de Estados Unidos y la Unión Europea para Cuba, y simultáneamente envió ayuda a Jamaica y Haití para resarcir daños provocados por ese mismo huracán en esos países. ¿Qué millonario de la lista de Forbes en cualquier año, o qué jefe de estado, tiene ese poder discrecional, sin necesidad de solicitar aprobación o al menos consenso, o rendir cuentas?

El Presidente de Estados Unidos, el Primer Ministro japonés o un jeque árabe, los dueños directos o accionistas de Microsoft, IBM, o Wal-Mart, pueden tener en sus arcas nacionales o corporativas mucho más dinero que el que consiga reunir Fidel Castro, pero ciertamente no pueden disponer de él con la tranquilidad, ligereza y celeridad que puede hacerlo el Comandante, ni regalar casas y automóviles, fábricas, aeropuertos, donar hospitales, otorgar becas, pagar vacaciones en el extranjero o comprar equipos médicos sin dar cuentas: ministros, auditores, contadores, parlamentos, jueces y fiscales, se encargan de llamar a capítulo a los disolutos del manejo de fondos en cualquier país, pero no hay persona ni institución capaz de pedir cuentas a Castro por el uso y abuso de la riqueza nacional.

Los activos y recursos de la nación cubana, aunque ya escasos y diezmados por décadas de desidia e irresponsabilidad, se han manejado siempre y se manejan por Fidel Castro al margen de presupuestos, leyes y regulaciones, sin el más mínimo control o posibilidad de auditoria por parte de personas o instituciones nacionales, incluido Consejo de Ministros, Banco Nacional de Cuba, Ministerio de Economía (Hacienda, Finanzas), Asamblea Legislativa, prensa o Tribunales.

Para tener una idea de la fortuna que Fidel Castro maneja, utiliza y dilapida a su antojo, que incluye prácticamente toda la riqueza (que pueda quedar hoy) de la nación cubana, hay que comprender cómo funciona su sistema de poder. Sin esto, su inclusión en la lista de Forbes es solamente una curiosidad noticiosa de tres días, y nada más.

Algunos, aunque no todos, de los mecanismos de poder y utilización de recursos al servicio del Comandante en Jefe durante décadas, y que van mucho más allá de los 550 millones que señala la revista Forbes , son:

1.- La Reserva Estatal del Comandante en Jefe: es una reserva material ilimitada, solamente controlada directamente por el mismísimo Comandante en Jefe: incluye automóviles, ómnibus, camiones, tractores, piezas de repuesto, combustible, medicamentos, equipos médicos, alimentos, vestuario, materiales de construcción y muchos renglones más. Su monto no es fácil de calcular, pues la misma es adminis-trada parcialmente desde diferentes dependencias, cuyos máximos responsables reportan directamente al Comandante sin intermediarios y sin documentos: la memoria o la libreta de notas bastan a Castro, que es el único autorizado (por él mismo) para disponer de estos recursos o para incluir cualquier recurso en cualquier cantidad en esta reserva.

2.- El Banco Financiero Internacional: es una entidad bancaria que funciona solamente con moneda libremente convertible y que no está subordinada ni al Banco Nacional ni a ningún otro organismo de la administración estatal. Sus operaciones no tienen carácter público ni está obligado a publicar balances, estadísticas o información contable. Se dice que por sus arcas pasaron millones de dólares de rescates cobrados por los Montoneros argentinos producto de secuestros, dinero de operaciones ilegales como el saqueo de las riquezas del Líbano cuando la guerra civil, dinero de las operaciones de droga, solo parcialmente develadas en la famosa Causa No. 1 de 1989 que terminó en el paredón de fusilamiento, dinero de regalos de cumpleaños millonarios entregado cada año el 13 de Agosto por colaboradores cercanos, más el dinero ‘legal' de operaciones comerciales directamente controladas por el Comandante.

3.- Las Corporaciones supuestamente privadas: Forbes alcanza a tener sólo un pelo del lobo refiriéndose al Palacio de Convenciones, Cubanacán y Medicuba. Hay mucho más. Se debe considerar también al CIMEX, Cubatabaco, Artex, Cubacítricos, Cubatécnica, Gaviota, Acemex, Cubatur, Antex, Caribat, Cubatur, Consultoría Jurídica, y otras decenas de corporaciones, ‘cubanas' o de propiedad mixta, que desde los años noventa se multiplicaron como células cancerosas en la economía. Por definición, operan con moneda libremente convertible, están separadas del control presupuestario estatal, y su relación con los mecanismos burocráticos e ineficientes de la economía nacional es limitadísima o inexistente.

Si Forbes les quiere seguir la pista debe buscar en Liechtenstein, Bermudas, Santo Domingo, Andorra, San Marino, Panamá, Curazao o cualquier otro paraíso fiscal donde estas corporaciones son inscritas para inmediatamente abrir una oficina administrativa en La Habana. Y sus cuentas bancarias no están sólo en La Habana o Berna, sino también en Inglaterra, Francia, Italia, España, Portugal, Canadá, Panamá, Ciudad México, Bahamas, Jamaica, Rusia, Suecia y muchas otras naciones: muchas veces dispersas en varios países, y antes de la creación del euro como moneda única, diversificadas en libras esterlinas, francos franceses o suizos, florines holandeses o marcos alemanes, para protegerse de los vaivenes de la devaluación.

4.- El Fondo de Divisas del Comandante en Jefe: desde los años noventa, del ingreso de cualquier cubano percibiendo moneda libremente convertible en Cuba o en el exterior, el 15% debía entregarse, prioritariamente, al fondo de divisas del Comandante en Jefe. De ahí seguían descuentos y deducciones hasta dejar en manos del quien generaba el ingreso un 15-20% o menos del cobro recibido. Este sistema se aplicaba a profesores, entrenadores, médicos, artistas, profesionales o técnicos de cualquier especialidad.

En el caso de los "trabajadores internacionalistas" por cuyos servicios Cuba cobraba, incluyendo médicos, ingenieros, profesores, entrenadores, asesores, arquitectos, veterinarios, agrónomos, constructores y especialistas de todo tipo, se les garantizaba alojamiento, alimentación, artículos de higiene, correo, servicios médicos, y la prensa oficial desde Cuba semanalmente, más un pago equivalente, por orden expresa del Comandante en Jefe, a un dólar diario, en moneda del país donde se encontraran (kwanzas, córdobas, dinares, meticais, rublos, lo que fuera, lo cual alcanzaba malamente para tomarse un café y comprar un periódico). El resto del ingreso pasaba a Cubatécnica y por esa vía llegaba hasta el fondo de divisas mencionado.

5.- Los planes especiales: se crearon inicialmente para la agricultura y el desarrollo agropecuario desde los años sesenta, y contaban con asignaciones especiales en moneda libremente convertible y moneda nacional, fuera del presupuesto nacional, para compra de equipos mecánicos, fertilizantes, productos químicos y mucho más; su espectro fue extendido a la construcción de secundarias y escuelas en el campo, estadios deportivos, centros médicos, compras de animales para pies de cría genéticos, consultorios del médico de la familia, centros de investigación y desarrollo, actividades portuarias, polos científicos, presas hidráulicas, obras de ingeniería, telecomunicaciones y toda obra de infraestructura que se considerara conveniente en determinado momento. Sus trabajadores se organizaban en brigadas, contingentes, batallones de trabajo, grupos especiales, o cualquier otra denominación, y se regían por mecanismos laborales diferentes al resto de la economía.

6.- El presupuesto nacional: desde 1968 dejó de prepararse y utilizarse, como parte de la "ofensiva revolucionaria" y la lucha contra el burocratismo, con lo cual el dinero y los recursos quedaron sin control contable ni estadístico; aunque supuestamente restablecido después de 1976, nunca más fue un verdadero instrumento de dirección y control estatal, y fue manejado licenciosamente por Castro durante mucho tiempo, hasta que en tiempos del período especial volvió a desaparecer. Su destino actual no puede saberse con exactitud.

7.- MinFAR-MinInt: los órganos militares y de la seguridad aportan también un gran flujo de dólares a las arcas del Comandante, mucho más allá de los ingresos que generen las empresas productivas y de servicios controladas por los militares. La actividad de "romper el bloqueo imperialista" y buscar divisas libremente convertibles se ha desarrollado en Cuba desde los años sesenta, y aunque una pequeñísima parte de sus operaciones se hizo pública en la Causa Nº 1, en realidad tras la pantalla de la lucha contra el bloqueo se ha desarrollado una gigantesca actividad de contrabando que contraviene todo tipo de normas y regulaciones comerciales internacionales, incluyendo falsificación de marcas famosas, importaciones clandestinas masivas con instituciones pantalla, evasión de impuestos, saqueo de recursos naturales, obras de arte, joyas y tesoros del Tercer Mundo, hasta intentos de desarrollar un sistema internacional de tarjetas de crédito respaldado en última instancia por el Banco Financiero Internacional.

8.- Las leyes de protección del patrimonio nacional otorgan al estado cubano prioridad absoluta para adquirir obras de arte, joyas y tesoros declarados patrimonio nacional, que se determinan arbitrariamente, que se encuentren en propiedad de particulares que desean o necesitan desprenderse de ellos, si es que no fueron anteriormente confiscados. Peor aún, para abandonar definitivamente el país es requisito imprescindible traspasar primeramente estos valores al estado.

Además, en los años ochenta, por vía de las "casas del oro", el gobierno cubano compró a vil precio joyas, obras de arte y otros valiosos objetos de extraordinario valor sentimental y familiar, negociando en condiciones leoninas con la población cubana en posesión de tales propiedades y pagando no en moneda libremente convertible sino en certificados que posibilitaban el acceso a determinadas tiendas con una oferta superior y más variada que la red comercial que vendía en moneda nacional. Si algunas veces los cubanos lo hicieron para obtener algún producto suntuario, por regla general la enorme mayoría debió hacerlo para acceder a artículos de primera necesidad que no podían obtenerse de otra manera.

Esta extraordinaria operación que se desarrolló durante varios años y enajenó la riqueza personal hereditaria de los cubanos a manos del gobierno que supuestamente debía velar por sus intereses, produjo incontables millones de dólares con la reventa en el exterior de esos tesoros a precios de mercado y subasta, y engrosó las arcas gubernamentales en una magnitud que no se puede calcular.

9.- Las famosas cuentas bancarias en el exterior: realmente existen, diseminadas en diversos países e instituciones bancarias, pero siempre aparecen a nombre de instituciones, o en casos de aparecer a título personal requieren más de una firma para poder ser operadas, y sucede que normalmente ambas personas autorizadas a firmar no coinciden en el mismo país nada más que cuando es necesario realizar movimientos en esas cuentas. Ninguna de estas cuentas está a nombre del Comandante, y los supuestos propietarios de esas cuentas debieron firmar anteriormente documentos secretos en La Habana donde asignan la propiedad de esos activos a una tercera persona, que puede estar actuando como apoderado de otra más. Es decir, si algunos de los propietarios de cuenta fuera tentado en un momento a hacer uso de su supuesto dinero, tendría que enfrentar una serie de obstáculos prácticos y legales, amén de los riesgos para la salud que representa andar viajando el mundo con dinero ajeno.

10.- La piñata: ¿Qué piñata? ¿Funcionarios cubanos de alto nivel abriendo cuentas en el extranjero o comprando propiedades a nombre propio para después de…? Si se habla de algunas pequeñas cuentas de diez o veinte mil dólares, o una pequeña propiedad quién sabe dónde, adquiridos por terceras personas o familiares lejanos, con los registros de propiedad cuidadosamente enmascarados hasta donde sea factible, sería posible, aunque poco probable. La excepción sería Raúl Castro y quizás algunos pocos elegidos del parnaso castrista, que nada tiene que ver con los cargos oficiales de gobierno y partido, pero ninguno de ellos por su propia cuenta y riesgo, sino conveniente autorizados por el Comandante, con la fábula de que a la muerte de Raúl y los demás pocos próceres sus descendientes deben tener la seguridad de un exilio rosado alejado de posibles venganzas o maledicencias.

Pensar en que pueda existir vida después de Castro es sacrilegio de lesa dictadura para la nomenklatura cubana, y todos saben que se paga caro. Si algo evita Castro celosamente es que sus funcionarios puedan estar creando condiciones para quedarse con "su" dinero y traicionarlo, y en ese expediente tiene una intuición especial para anticiparse a la jugada y saber golpear a tiempo, y una larga mano para castigar al atrevido que lo lograra. Y los funcionarios cubanos, a su vez, saben que este puede ser el más peligroso de los juegos, solo superado en riesgo por el de conspirar contra el Comandante.

11.- Finalmente, ¿y la piñata del propio Comandante en Jefe, y todas sus cuentas y sus propiedades en el extranjero, por si acaso? Hay que tener gran imaginación y creatividad para imaginarse al Comandante en Jefe después de abandonar el poder, en una finca en Galicia, Suiza, o las afueras de Marsella, comentando sobre la temperatura, supervisando la distribución de pesticidas, discutiendo de vacas Holstein o analizando la producción de uvas, revisando los datos de la Bolsa y los precios de productos agrícolas en el mercado regional, a la sombra de un árbol, vestido de civil, en lo que le preparan el almuerzo para después dormir la siesta. O en un retiro londinense, panameño o bávaro escribiendo sus memorias y dictando conferencias en universidades.

Para hacer esto tendría que abandonar "su" Revolución y también la bolivariana, los cierres de caminos de Evo Morales en Bolivia, las posibilidades de regreso de Daniel Ortega en Nicaragua, sus planes para Buenos Aires, Brasilia, Asunción, Montevideo y Quito, su propia guerra sin cuartel contra el imperialismo, las ollas de presión eléctricas, el chocolatín, la batalla de ideas y toda su razón de ser durante más de cincuenta años que lleva ya incidiendo nefastamente en la historia de Cuba. Algo que no tiene nada que ver con su biografía, su historia, su personalidad ni sus intenciones.

Naturalmente, tiene cuentas y dispone de sumas millonarias, de las cuales puede tomar dinero para sus veleidades personales, como vinos exclusivos o cualquier extravagancia que pueda surgir: pero siempre lo ve como algo natural, a lo que tiene derecho por su carácter de conductor indiscutido de la revolución. Lo hace y no se entera, ni se altera. Es dinero de la revolución, y él mismo es la revolución.

No se trata de que a Fidel Castro no le interese la fortuna personal por razones de austeridad, modestia o espíritu de anacoreta. Se trata de que toda fortuna es un medio y no un fin en sí mismo, medio para lograr determinados objetivos, que para él siempre han estado muy claros. Si él, con su estilo de gobierno, y sin necesitar fortuna personal, ha logrado esos objetivos durante casi cuarenta y siete años sin restricciones ni control más allá de la elementales cuidados políticos para su supervivencia, y tiene planes de seguirlo haciendo hasta morir en el poder, ¿para qué necesita una cuenta de retiro personal en Suiza o una finca en España? No para él. ¿Para su familia?

Fidel Castro no es hombre de testamentos, ni siquiera políticos, para perder tiempo en estos detalles. Si ha declarado no preocuparle el inminente caos que dejará en Cuba después de su cada vez más cercana muerte, sus obligaciones familiares no deben restarle demasiado tiempo. A su familia le ha permitido disfrutar todo el tiempo, dentro de su esquema paranoico del poder, privilegios, educación de primera y buena vida, y sin someterse a las vejaciones, penurias y maltratos cotidianos a la población cubana. Si algo les va a dejar, con seguridad una o más de una ciudadanía extranjera y algún dinero y propiedades, ya lo hizo anteriormente, en vida, para estar seguro que sus órdenes se cumplen también en esto: pero los montos de esta piñatita no merecerán aparecer en Forbes. Y considerando todos los pecados del Comandante, este debe ser venial.

Con todos estos elementos reseñados, y los que escapan por factores de tiempo o incapacidad de conocer al detalle, la cifra de 550 millones de dólares que le asigna la Revista Forbes al Comandante es un grano de mostaza, y dice poco.

Si quienes publican la Revista Forbes conocieran y entendieran estos detalles, posiblemente modificarían la ubicación de Fidel Castro en su lista, para excluirlo por no poseer fortuna personal a su nombre, lo cual sería cobarde, o para ponerle donde debe estar, en primerísimo lugar, no como empresario emprendedor y creativo, que nunca lo ha sido, sino como primitivo capitalista puro y duro que es, dueño único y señor absoluto del país, colosal y brutal explotador, esquilmando despiadadamente a millones de cubanos en Cuba y en el exterior durante casi medio siglo.

Entonces sí la noticia de la lista de fortunas personales de la Revista Forbes merecería ser analizada, denunciada y discutida en todo el mundo, y por mucho más de setenta y dos horas. Para que fenómenos como éste no puedan repetirse nunca más en ningún lugar del mundo.




Offline Profile Quote Post Goto Top
 
1 user reading this topic (1 Guest and 0 Anonymous)
DealsFor.me - The best sales, coupons, and discounts for you
« Previous Topic · LA PUNTILLA (hantofe) · Next Topic »
Add Reply

Blog de imagenes de hantofe Con Esteban en Escorado2 isla2 <⌐⌐FARO DE RECALADA¬¬> Todo sobre los Secretos de Cuba con Luis Dominguez y foristas Un Forista destacado de Secretos de Cuba, escribe en su foro DAMAS DE BLANCO BARACUTEY CUBANO